Posted in Tratando cosas nuevas

¡Agenda!.- ¡Me He Conseguido Una Agenda!

Tratando cosas nuevas

¡Finalmente lo hice!, ¡Me he comprado una Agenda!, si soy honesta jamás he entendido muy bien la importancia de las agendas o porque tantas personas están tan empeñados en ellas; quiero decir después de todo los celulares pueden cumplir básicamente la misma función, ¡Y son más pequeños y fáciles de llevar!

img_20170117_133933.jpg

Pero al final de cuentas…tomar notas en el celular no ha sido de mucha ayuda a la hora de organizarme, y como uno de mis propósitos de año nuevo es precisamente ser más organizada, he me aquí, con una agenda en mis manos.

Continue reading “¡Agenda!.- ¡Me He Conseguido Una Agenda!”

Advertisements
Posted in Tratando cosas nuevas

12 Uvas, 12 Deseos, 12 Propósitos para Año Nuevo.

Tratando cosas nuevas

image

No se si se trata de algo nuevo en si, ya que parte de la tradición de Año Nuevo en México -y varios países hispanohablantes-, es comer 12 uvas justo cuando se dan las 12 campanadas a media noche y pedir 12 deseos para año nuevo.

Aunque, considerado que más que  deseos estas son más bien cosas que a uno le gustaría hacer o cambiar en el año que esta por comenzar, creo que la palabra propósitos se le ajusta mejor. En fin… el punto es que como ya mencione, esta es una costumbre, por lo tanto no es del todo algo nuevo que tratar, sin embargo lo nuevo es que este año, es mi intención enumerar cuidadosamente propósitos que creo poder realizar y llevarlos a cabo.

Y con el fin de cumplir con mis propósitos y ser un poco más organizada -así como publicar más en este blog-, he decido postear mis propósitos de año nuevo aquí, para así ir escribiendo sobre todos y cada uno de ellos; lo cual debería ayudarme a llevarlos a cabo o en su defecto servir para un buen -y entretenido- experimento, en fin aquí vamos:

Continue reading “12 Uvas, 12 Deseos, 12 Propósitos para Año Nuevo.”

Posted in Tratando cosas nuevas

Freelancing.- El emocionante y aterrardor mundo del trabajo independiente

Tratando cosas nuevas

Realmente no creo que haya muchos que lean este blog regularmente, pero si los hay, les debo una disculpa por abandonarlo tanta frecuencia.

Sin embargo esta vez tengo una excusa, me he aventurado en el incierto y emocionante mundo del freelancer; lo cuál quiere decir que he estado aplicando para otorgar mis servicios en proyectos en los que creo soy capaz de aportar algo.

Esta nueva empresa, ha limitado mi tiempo libre, estoy super atrasada con mis series, libros y comics, solo siendo capaz de ponerme al día con algunos de mis animes, porque es parte del trabajo que estoy haciendo -hablare más de ello en algun futuro post-.

En el pasado, he querido trabajar como freelancer pero honestamente no tenía idea de como iniciar y jamás he sido buena en eso de ponerle un precio a mi trabajo ya que soy incapaz de reconocer si estoy cobrando mucho o muy poco.

Pero al final de cuentas, el cobrar de más siempre me ha preocupado en mayor medida que el ganar menos; sin embargo cuando empiezas a trabajar por tu cuenta y darle precio a tu trabajo se vuelve una verdadera necesidad.

Afortunadamente -en mi caso-, tengo una amiga que ha hecho bastantes trabajos independientemente, y pese a que su campo es muy diferente al mío; ella fue capaz de aconsejarme sobre cuanto cobrar; pero…sigo sin estar muy segura de si lo estoy haciendo de la manera correcta.

Tan solo llevo 3 semanas de experiencia -con esta-, pero creo que ya estoy aprendiendo algunas cosas, siendo la primera que debes organizar muy bien tú tiempo, especialmente si tienes un empleo fuera del freelancing como yo -y deberías tenerlo, por lo menos durante un tiempo, ya que no sabes cuanto ganaras en realidad hasta que tengas más experiencia-.

Si no te organizas bien, es posible que termines sin cumplir con tus fechas limites, arruinando así tú reputación o que te desveles hasta el punto de sentir que no puedes seguir con tus actividades cotidianas y trabajo regular -adivinen cuál me paso-.

Detro de esta area, tambien esta el no aceptar más de un trabajo cuando no te has programado bien, o no te haz acostumbrado a realizar el trabajo que ya tienes, pues esto puede resultar en cualquiera de los escenarios previamente mencionados.

En cuanto como cobrar, existen trabajos que ya tienen un precio fijado y en esos casos solo debes auto-evaluarte: ¿qué tan buena eres realmete?, ¿cuánto trabajo representa el proyecto?, ¿cuánto tiempo te tomara hacerlo?, ¿lo vale por el dinero que te estan pagando?

Ahora por el contrario si es tu turno de poner el precio, el único consejo que realmente puedo dar como alguien que nunca ha estado segura de cuanto exijir, es que analices a tu competencia: ¿cuánto ofrecen cobrar ellos?; cheques el presupuesto de tu posible contratista, evalues tu experiencia y tomes como referencia trabajos similares que hayas realizado.

Tal y como mencione antes, algun soy nueva en este mundo, pero me parece interesante, educativo y hasta cierta forma emocionante; por lo tanto puede que pronto escriba algo más al respecto. Si es que me doy tiempo claro.

Posted in Tratando cosas nuevas

¡No soy actríz!-Las cámaras no son lo mío

Tratando cosas nuevas

 

Amo las película y series de TV. Estudie comunicación en parte por eso –Gilmore Girls y Rory Gilmore puede que hayan influenciado mi decisión-, sin embargo siempre he sido algo torpe y me he sentido incomoda ante las cámaras.

Así que cuando entre a estudiar comunicación, fue con la idea de redactar, escribir notas, hacer investigación, guiones, producir, etc., no para salir ante las cámaras o escuchar mi voz en la radio.

No metire, mi timidez y naturaleza reservada -por no decir antisocial- a menudo me a costado trabajos, así que imaginen mi sorpresa cuando ¡repentinamente me encontré audicionando para ser extra en una película! Continue reading “¡No soy actríz!-Las cámaras no son lo mío”

Posted in Tratando cosas nuevas

#japaneseiskillingme! – ¡Ah! pero quería aprender Japonés

Tratando cosas nuevas

Pues… recientemente, decidí tratar cosas nuevas; este blog y hacer ejercicio son algunas de esas cosas -ya escribiré sobre ello más adelante- pero aprender japonés es sin dudas una de las que más me emocionaban, ya que he sido fan del anime y manga desde que era pequeña -gracias Sailor moon, Saint Seiya y Dragon Ball-, asi que ya imaginaran mi emoción al presentarseme la oportunidad de aprender el idioma.

Habiendo aprendido el inglés desde pequeña, nunca había tenido que estudiar un idioma propiamente dicho; honestamente no se que me imaginaba pero si puedo asegurar que jamás paso por mi mente que el aprender japones me resultara tan… frustrante; tanto así que a veces me dan ganas de arrancarme los cabellos y de plano renunciar al idioma -pero ya estoy pagando por las clases así que… ¡ni loca renunciare!, o por lo menos no hasta terminar el primer nivel- Continue reading “#japaneseiskillingme! – ¡Ah! pero quería aprender Japonés”