Posted in Tratando cosas nuevas

Freelancing.- El emocionante y aterrardor mundo del trabajo independiente

Tratando cosas nuevas

Realmente no creo que haya muchos que lean este blog regularmente, pero si los hay, les debo una disculpa por abandonarlo tanta frecuencia.

Sin embargo esta vez tengo una excusa, me he aventurado en el incierto y emocionante mundo del freelancer; lo cuál quiere decir que he estado aplicando para otorgar mis servicios en proyectos en los que creo soy capaz de aportar algo.

Esta nueva empresa, ha limitado mi tiempo libre, estoy super atrasada con mis series, libros y comics, solo siendo capaz de ponerme al día con algunos de mis animes, porque es parte del trabajo que estoy haciendo -hablare más de ello en algun futuro post-.

En el pasado, he querido trabajar como freelancer pero honestamente no tenía idea de como iniciar y jamás he sido buena en eso de ponerle un precio a mi trabajo ya que soy incapaz de reconocer si estoy cobrando mucho o muy poco.

Pero al final de cuentas, el cobrar de más siempre me ha preocupado en mayor medida que el ganar menos; sin embargo cuando empiezas a trabajar por tu cuenta y darle precio a tu trabajo se vuelve una verdadera necesidad.

Afortunadamente -en mi caso-, tengo una amiga que ha hecho bastantes trabajos independientemente, y pese a que su campo es muy diferente al mío; ella fue capaz de aconsejarme sobre cuanto cobrar; pero…sigo sin estar muy segura de si lo estoy haciendo de la manera correcta.

Tan solo llevo 3 semanas de experiencia -con esta-, pero creo que ya estoy aprendiendo algunas cosas, siendo la primera que debes organizar muy bien tú tiempo, especialmente si tienes un empleo fuera del freelancing como yo -y deberías tenerlo, por lo menos durante un tiempo, ya que no sabes cuanto ganaras en realidad hasta que tengas más experiencia-.

Si no te organizas bien, es posible que termines sin cumplir con tus fechas limites, arruinando así tú reputación o que te desveles hasta el punto de sentir que no puedes seguir con tus actividades cotidianas y trabajo regular -adivinen cuál me paso-.

Detro de esta area, tambien esta el no aceptar más de un trabajo cuando no te has programado bien, o no te haz acostumbrado a realizar el trabajo que ya tienes, pues esto puede resultar en cualquiera de los escenarios previamente mencionados.

En cuanto como cobrar, existen trabajos que ya tienen un precio fijado y en esos casos solo debes auto-evaluarte: ¿qué tan buena eres realmete?, ¿cuánto trabajo representa el proyecto?, ¿cuánto tiempo te tomara hacerlo?, ¿lo vale por el dinero que te estan pagando?

Ahora por el contrario si es tu turno de poner el precio, el único consejo que realmente puedo dar como alguien que nunca ha estado segura de cuanto exijir, es que analices a tu competencia: ¿cuánto ofrecen cobrar ellos?; cheques el presupuesto de tu posible contratista, evalues tu experiencia y tomes como referencia trabajos similares que hayas realizado.

Tal y como mencione antes, algun soy nueva en este mundo, pero me parece interesante, educativo y hasta cierta forma emocionante; por lo tanto puede que pronto escriba algo más al respecto. Si es que me doy tiempo claro.

Advertisements